El Ecoturismo Sostenible: Una manera eficiente de Crear Empresa

Publicado en por Admartinez

 

EL ECOTURISMO SOSTENIBLE 
UNA MANERA EFICIENTE DE CREAR EMPRESA EN  
NARIÑO.


Empresas Amigas del Medio Ambiente


  • 1.1 DESCRIPCIÓN DEL ENTORNO

 


El Departamento de Nariño, se encuentra ubicado en el Suroccidente Colombiano, que tiene una extensión de 33.268 km², es el más volcánico de Colombia, se encuentra dividido en tres subregiones claramente delimitadas, las cuales corresponden a la Llanura del Pacífico, que ocupa el 52% de su territorio, la región Andina (46%) y la vertiente Amazónica (2%)[1], caracterizadas por una gran diversidad biótica y cultural, además de gozar de una excelente posición geoestratégica, que le ha permitido a cada una de estas regiones destacarse principalmente por su riqueza ecoturística. Su población, es de aproximadamente 1.5 millones de habitantes, según el último censo del DANE en el año 2005, con una tasa de crecimiento de 1.9% promedio anual, frente al 2.1% del total nacional.

 

La disposición geográfica y topográfica del Departamento de Nariño le permite conjugar las altas montañas con las cálidas costas, así como los valles con las cordilleras, razón por la cual Humboldt, denominó a la zona "El Tíbet de América", al considerarla como una de las zonas más aisladas y elevadas del continente americano[2].

 

La economía de la región, se basa principalmente en actividades agropecuarias, siendo estas la tercera parte del producto departamental y un porcentaje considerable de sus exportaciones, cuyos tres ejes fundamentales son la producción para el consumo nacional, las exportaciones agroindustriales y el
intercambio comercial con el Ecuador.

 

En materia turística, el Departamento, ha sido reconocido como una gran cadena productiva, siendo considerado como uno de los mayores potenciales turísticos de Colombia, ya que ofrece gran diversidad de paisajes y climas, desde las playas tropicales y exóticas, pasando por los verdes y cálidos valles, las frías mesetas, los páramos neblinosos, los gélidos nevados y volcanes, los cuales pueden ser vislumbrados desde distintos puntos del departamento[3].

 

A nivel general sus principales atractivos turísticos, están representados en los carnavales de blancos y negros, sus museos, iglesias, reservas naturales, volcanes, destacando la existencia de importantes lagos y lagunas que constituyen importantes ecosistemas a nivel mundial y, cuyo potencial no ha sido aprovechado adecuadamente. Estos humedales conforman una vasta cadena de recursos hídricos, donde se puede encontrar una amplia gama de flora y fauna, característico de este tipo de reservas naturales altoandinas, las cuales poseen un incalculable valor y riqueza natural que debe ser aprovechada para el crecimiento de la oferta turística a nivel regional.

 

  • 1.2 GENERACIÒN DE LA IDEA CENTRAL

 

El turismo se ha constituido en uno de los más promisorios negocios de las últimas décadas, siendo considerado como la principal actividad económica global, por encima del multimillonario negocio del petróleo y de la misma comercialización legal e ilegal de armamentos, lo cual se comprueba por la contribución de este sector al PIB mundial, en un poco más del 10%[4], con tendencia a aumentar gracias a la globalización de los mercados y al desarrollo de las comunicaciones y de la tecnología.

 Además, es necesario hacer hincapié en los atractivos turísticos que tiene Nariño, que le permiten diseñar y competir con diversos productos turísticos con base en las inmensas potencialidades que se puede ofrecer a los viajeros, al contar con áreas amazónicas, pacíficas y andinas.

 

De esta manera, el ecoturismo o ecorrecreación, llamado también turismo ecológico, definido por Andrés Hurtado, como el disfrute y conocimiento respetuoso físico, cultural y espiritual de las bellezas naturales[5], con un aprovechamiento sostenible, de forma tal que no se afecte, sino que se contribuya de manera efectiva y económica al mantenimiento y preservación de la naturaleza.

 

Es así como se reconoce al ecoturismo, principalmente en Lagos y Lagunas, como una excelente opción de oferta turística, debido a que poseen una incalculable valor y riqueza natural, constituida por una gran variedad de flora y fauna, que garantizan el éxito de Nariño como destino turístico.

 

  • 1.3 CUÁL ES EL NIVEL DE APROVECHAMIENTO DE LOS LAGOS Y LAGUNAS EN NARIÑO

 


El Departamento de Nariño, tiene un amplio potencial ecoturístico, l contar con aproximadamente 63 lagos y lagunas[6] distribuidas a lo largo de la geografía de toda la región, entre las cuales podemos destacar  La Cocha o  Lago Guamués, que comprende a su vez 54 reservas naturales y que en el año 2000 fue reconocida como humedal de importancia  Internacional, al ser declarado como lago Ramsar de Colombia[7], la Laguna del Cumbal, Laguna Verde del Volcán Azufral, Laguna Sanquianga, Laguna Negra del Volcán Galeras, etc, las cuales además de constituirse como importantes reservas hídricas naturales, son humedales representativos de ecosistemas acuáticos altoandinos, donde se puede encontrar un amplio reservorio de especies vegetativas nativas, así como una gran diversidad faunística.

 

Sin embargo, éstas han sufrido un quebranto debido a la explotación inapropiada de los recursos por más de un siglo, por lo cual podríamos decir que actualmente, se encuentran medianamente aprovechadas tanto por el sector público como privado, constituyéndose ésto, como un limitante frente al crecimiento de la economía regional, situación en la cual, se ha visto seriamente comprometido el gobierno local y nacional al adolecer de mecanismos de apoyo eficientes, puesto que crea expectativas para formar empresas, que funcionan un tiempo y posteriormente desaparecen o permanecen con irrelevantes niveles de actuación frente a la inspección y custodia de las mismas, tal es el caso de la Zona Agropecuaria de Nariño, Inderena, Instituto de los Recursos Naturales, Corponariño, Corporación Autónoma Regional de Nariño[8], entre otras.

 

En relación a lo anterior, se puede, establecer como la intervención pública en este mercado, se debería centrar principalmente en la habilitación de líneas de crédito blando y subvenciones a fondo perdido para la rehabilitación y habilitación de alojamientos turísticos, formación técnica y profesional de la población local[9], mejoramiento de la planta turística (atractivos turísticos, equipamientos e instalaciones, infraestructura interna y externa), así como la mayor disposición de oficinas de información, guías ecoturísticos, folletos divulgativos, entre otros, que facilitarían la labor de la industria ecoturística en el departamento.

 

Además, la falta de fortalecimiento a la integración de los gremios que agrupan a los prestadores de servicios turísticos, la escasa investigación sobre el sector y la ausencia de espíritu empresarial no han permitido fomentar la cadena productiva del turismo, limitando de esta manera el aprovechamiento y la productividad de la multivariedad de espectáculos geográficos, que se podrían explotar en pro de un fortalecimiento de la oferta ecoturística.

 

Por lo anterior, se puede determinar, como el aprovechamiento racional y sostenible ecoturístico de Nariño, se ve ampliamente limitado, por numerosos agentes poco controlables por el propio sector, como es el caso de la estructura socio- demográfico, los estilos de vida, el nivel de renta disponible y los valores sociales[10], donde se hace evidente la carencia de una cultura turística. Quizá todo esto sea una consecuencia directa, del desconocimiento del gran patrimonio turístico que posee el departamento y cuya explotación racional, permitiría penetrar nuevos eslabones de desarrollo en materia económica para la región. Asimismo, el sector opera habitualmente en un contexto de gran incertidumbre, por las variables que lo condicionan como son por ejemplo la seguridad, la salud, el comportamiento de la naturaleza, entre otras.

 

En síntesis, se puede ver, como el gran potencial ecoturístico, con el que cuenta nuestra región, caracterizado por una gran potencialidad faunística y florística, que le permiten sobresalir en el ámbito nacional e internacional, dista mucho de conseguir un aprovechamiento sustentable y sostenible, que permita contribuir al desarrollo económico de la región, puesto que hay un amplio rezago en cuestiones de desarrollo, en donde se puede destacar la carencia de una adecuada infraestructura vial, amplios niveles de inseguridad, por la presencia de grupos al margen de la ley, deficiencias en materia hotelera, falta de educación en materia ecoturística y sobre todo existencia de una ineficiente superestructura (dependencias de administración pública y organizaciones privadas)[11] que permita optimizar la producción y venta de los servicios que componen el sector turístico.

 

¿Qué pasará de continuar con está situación?

 



De seguir con esta situación, se continuará desaprovechando la gran potencialidad natural y geoestratégica de Nariño, subestimando así  la importancia del ecoturismo como fuente de desarrollo y progreso, lo cual tendrá incidencias considerables en la economía de la región, impidiendo la generación de beneficios, no solo ambientales, sino también económicos y sociales.

Igualmente, se verán limitados, los adelantos en materia educativa de la población, así como el acondicionamiento de una adecuada planta turística, que permita hacer frente a los actuales niveles de demanda, con servicios de calidad y que a su vez sean competitivos frente a un mercado global. Por consiguiente, al continuar manteniendo en el anonimato los lagos y lagunas de la región,  se minimiza el potencial de estos atractivos turísticos disgregados en todo el Departamento, contribuyendo de esta manera a la exclusión y al marginamiento de dichas riquezas naturales, culturales y humanas, acarreando como consecuencia la inequidad plasmada en el bajo desarrollo económico de sus comunidades, que restringe el progreso de la región nodal Nariño.

 

¿CÓMO HACER DEL ECOTURISMO, UNA FUENTE DE DESARROLLO SUSTENTABLE Y SOSTENIBLE?


 

A nivel general, el turismo se ha establecido como una de las industrias más fructíferas dentro de un mercado global y, posicionado como la tercera industria más significativa dentro de nuestro país, pues provee de empleo a millones de personas en el mundo, en proporción de una por cada 15[12]. Sin embargo como lo menciona Gerardo Budowski, presidente de la Sociedad Mundial de Ecoturismo, la cadena productiva del turismo, corre el peligro de seguir la suerte de otros fenómenos, que primero experimentan un auge extraordinario y luego sufren un colapso espectacular[13], debido a la falta de sensibilidad en cuanto a los aspectos ambientales.

 

De esta manera, la modernización ecológica ha reconocido que existe un conflicto entre las formas industriales del desarrollo y la naturaleza, por lo que es imperante una reconciliación entre ambas, de la que subyace el ecoturismo, modalidad turística que consiste en "ser ambientalmente responsable y  en viajar y visitar
áreas poco disturbadas con el fin de disfrutar, apreciar y estudiar
sus atractivos naturales (paisaje, flora y fauna silvestre), así
como cualquier manifestación cultural, que pueda encontrarse, a través de un proceso que promueva la conservación, tenga bajo impacto ambiental y cultural y propicie un involucramiento activo y socio económicamente benéfico de las poblaciones locales".[14]

 

Sin embargo la solo concepción de ecoturismo, no ha sido suficiente, puesto que se ha continuado incidiendo en serios problemas ambientales, que se dan como consecuencia del abuso del entorno, a causa del egoísmo y la ignorancia de los seres humanos, que han actuado como los principales agentes de cambios ambientales en los dos últimos siglos, afectando de manera considerable la diversidad biológica o biodiversidad; razón por la cual, se ha creado la necesidad de educar en materia ambiental, para contribuir a la formulación del nuevo modelo socio- económico que el mundo precisa con urgencia, que incluya criterios de sostenibilidad, cabe igualmente mencionar lo que ya decía Federico Mayor Zaragoza, director general de la Unesco en 1987, "Todos": educar para cambiar, cambiar para vivir, todos[15].

 

Por lo mismo ha tratado de incluir la idea del turismo sostenible como mecanismo dinámico en la lucha contra la pobreza, que asegure una gestión eficiente de los recursos, el respeto a la integridad cultural de los pueblos y la protección del medio ambiente[16], el cual se ha tratado de hacer extensible al ecoturismo, lo cual se manifiesta por ejemplo, en el marco del año Internacional del Ecoturismo, celebrado en el 2002 y la realización de la Cumbre Mundial de Ecoturismo, la cual se llevo a cabo en la ciudad de Quebec (Canadá) entre el 19 y el 22 del mismo año[17], con la finalidad de que tanto los gobiernos nacionales, regionales y locales, el sector privado, organizaciones no gubernamentales, las asociaciones comunitarias y las instituciones académicas e investigadoras, sean participes, promuevan y propicien la práctica de un ecoturismo en el contexto del desarrollo sostenible, que contribuya activamente a la conservación de patrimonio natural y cultural.

 



El Ecoturismo, desde la perspectiva del Potencial Endógeno
.



La principal preocupación del mundo, debería ser la preservación de la biodiversidad planetaria, ya que esta es una de las más grandes fuentes de generación de ingresos que contribuyen en la lucha contra la erradicación de la pobreza de las naciones a través de la valorización del potencial endógeno, cuyos principales componentes son: los recursos, la aprovechabilidad, la sostenibilidad territorial y la competitividad, a lo cual se lo conoce como el método PASC( Potencial Aprovechable, Sostenible y Competitivo)[18], donde se debe hacer un reconocimiento, del potencial endógeno de un territorio, definido como el conjunto de los recursos de diferente naturaleza, que se pueden aprovechar para construir un desarrollo sostenible y competitivo[19].

Desde esta perspectiva, vemos como Colombia, y dentro de ella Nariño, presentan un considerable potencial endógeno, tal es el caso a nivel de general de nuestro país que cuenta con toda la magia del Caribe, el misterio de los Andes, el Pacífico Salvaje, la Pureza de la Amazonia y la inmensidad de los llanos del Orinoco, que crean un crisol de paisajes maravillosos y una diversidad cultural fascinante, que caracteriza la pujanza de su gente y de sus grandes ciudades.

 

Lo cual permite y como muchos autores lo reconocen, las ventajas e incentivos que ofrece el país para el turismo, que hacen que las inversiones en este sector constituyan una posibilidad exitosa de negocio con una rentabilidad asegurada. Por su parte, Nariño, es una Colombia pequeña, con una inmensa majestuosidad y una riqueza natural y cultural invaluable, lo cual se comprueba en el caso del ecoturismo de lagos y lagunas, al contar con 63 representativos humedales, con variadas características bióticas.

 

Es por ello, que Nariño, en el  2007 ocupó el primer lugar en competitividad turística entre 29 departamentos de Colombia[20], lo cual ratifica, la existencia, de un amplio potencial endógeno, que cuyo adecuado aprovechamiento contribuirá al desarrollo de la economía regional.

 

Sin embargo, todo este potencial, como ya lo mencionábamos anteriormente, se encuentra medianamente aprovechado, principalmente, porque se adolece de una cultura que asegure la preservación de los mismos en el devenir de los tiempos; es por ello, que se hace evidente e impostergable, la necesidad de incluir criterios de sostenibilidad y de protección de las biorregiones o regiones sensibles, teoría que manifiesta que "se deben proteger áreas de conveniencia invaluable para la sociedad, donde nos indica además que actualmente dichas áreas ocupan más del 5% de la superficie del planeta"[21]. Sin embargo y como lo indica la misma teoría, es necesario aun, integrar estas áreas en esquemas más amplios, prestarles mayor apoyo, fortalecer la capacidad de ordenación y aumentar la cooperación internacional.

 

Posiblemente, para que esta teoría que impulsa la protección de áreas sensibles, empiece a ser efectivamente aplicada, se hace necesario desarrollar programas de sensibilidad de todos los actores (gobierno, empresas, comunidad), sobre la importancia del ecoturismo sustentable, que "pretende hacer compatibles el disfrute de la naturaleza y el respeto al equilibrio del medio ambiente"[22] y la necesidad de actuar coordinadamente como cadena productiva.

 

Por su parte, la diversidad de humedales, que se constituyen como ecosistemas especialmente importantes, ya que regulan las cuencas hidrográficas, estuarios y aguas costeras, y que además, son ecosistemas ricos en biodiversidad, que incluyen especies migratorias de América[23], se han constituido como un fuerte potencial a nivel general para Colombia y ya en contexto para Nariño, sin embargo estos se han visto seriamente afectados por el modelo de agricultura de monocultivo, la ganadería extensiva, que incluye el desarrollo rural y el crecimiento urbano, los cuales han disminuido dichos sistemas acuáticos.

 

En síntesis, es necesario, hacer el reconocimiento efectivo del potencial endógeno de la región, con la finalidad de introducir criterios de sostenibilidad, que aseguren un aprovechamiento racional y a la vez rentable del mismo, mediante efectivos programas de marketing turístico, cuyo principal objetivo es "lograr satisfacer las necesidades y demandas de unos turistas cada vez más heterogéneos"[24] y donde el mercado turístico exige un esfuerzo por parte de las empresas y destinos que desean ser competitivos.



Por: Tatiana Martínez
Administradora de Empresas
Universidad de Nariño
Metsy777@hotmail.com

 



[1] VILORIA DE LA HOZ, Joaquín. Economía del Departamento de Nariño: Ruralidad y Aislamiento Geográfico. Documentos de Trabajo sobre Economía Regional. Consultado en: http://www.banrep.gov.co/documentos/publicaciones/regional/documentos/DTSER-87.pdf (15/11/08/ ,11:02 a.m.)

[2] RODRÍGUEZ GUERRERO, Ignacio, Geografía económica de Nariño. p. 253. En: VILORIA DE LA HOZ, Joaquín. Óp. Cit. p. 15.

[3] GOBERNACIÓN DE NARIÑO. Guía Ecoturística de Nariño. Tipografía Cabrera. Pasto, 2007. p. 3.

[4] CLASE EMPRESARIAL. El negocio del Turismo. Legis. Bogotá, 1996. No. 37. p. 21

[5] SÁNCHEZ CAICEDO, Luis Eduardo. Hagamos Ecoturismo, Recreación y Educación Ambiental. Alcaldía de Pasto, Redes Educativas. p. 7.

[6] FONDO MIXTO DE PROMOCIÓN DE NARIÑO. Panorama Turístico de Nariño. Diario del Sur. Julio, 2006. Edición No. 3. p. 6-10.

[7] GOBERNACIÓN DE NARIÑO. Guía Ecoturística de Nariño. Óp. Cit. p. 4

[8] BENAVIDES MORA, José Alberto. El Encano, su historia- Testimonios y Leyendas. Punto Editor, Primera Edición. Pasto, febrero 2003. p. 166.

[9] MEDIANO SERRANO, Lucía. La Gestión de Marketing en el Turismo Rural. Pearson Educación S.A. Madrid, 2004.p.22.

[10] SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA. Caracterización Ocupacional del Sector Turismo. Mesa Sectorial del Sector Turismo. Bogotá, 2006.p.20.Consultado en: http://www.mincomercio.gov.co/econtent/Documentos/turismo/2006/EstudioCaracterizacion.pdf (15/11/08, 05:40 p.m.)

[11] ROSERO ALVAREZ, Doris. Plan Estratégico Exportador para Ecoturismo en el Lago Guamués- Departamento de Nariño. Universidad de Nariño. Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas- Comercio Internacional. Pasto, 2007.p.37.

[12] ENTELENQUIA. Revista Interdisciplinar. El Ecoturismo como Estrategia de Desarrollo Sostenible: Un análisis basado en la Teoría Económica. No. 05. 2007. p.210. Consultado en: http://www.eumed.net/entelequia/pdf/2007/e05a12.pdf (13/11/08 , 10:30am)

[13] UNESCO. Cuadernos de Educación Ambiental. Turismo Responsable. Centre Unesco de Catalunya. Edición  No. 15. Barcelona, 1994. p. 1

[14] CEBALLOS, L. Director del Programa de Ecoturismo de la UICN. En: ROSERO ALVAREZ, Doris. Plan Estratégico Exportador para Ecoturismo en el Lago Guamués. Óp. Cit. p. 39

[15] UNESCO. Cuadernos de Educación Ambiental. Biodiversidad. Centre Unesco de Catalunya. Edición No. 1Barcelona, 1994. p. 1

[16] SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA. Caracterización Ocupacional del Sector Turismo. Mesa Sectorial del Sector Turismo. Bogotá, 2006.p.123.

Consultado en: h ttp://www.mincomercio.gov.co/econtent/Documentos/turismo/2006/EstudioCaracterizacion.pdf (15/11/08, 05:40 p.m.)

[17] TURISMO RESPONSABLE.NET. Historia y Teoría del Turismo. Declaración de Quebec sobre ecoturismo. Consultado en: http://turismohistoria.blogspot.com/2008/08/declaracin-de-qubec-sobre-ecoturismo.html (15/11/08, 5:50)

[18] CANZANELLI, Giancarlo. Valorización del Potencial Endógeno, Competitividad Territorial y Lucha contra la Pobreza. Paper No. 1. Agosto, 2004. p .8. Consultado en: http://www.yorku.ca/hdrnet/images/uploaded/Paper%20CIRCLE%20Canzanelli.pdf  (09/11/08, 5:10 PM)

[19] Ibíd.5

[20] OFICINA DE COMUNICACIÓN Y PRENSA. Nariño Ocupa el primer puesto en Competitividad Turística. Consultado en: http://www.gobernar.gov.co/gobernar/index.php?option=com_content&task=view&id=1193&Itemid=33 (15/11/08/ 10: 53 am)

 

[21] DEPOSITO DE DOCUMENTOS DE LA FAO.  Parques y Zonas Protegidas. Consultado en: http://www.fao.org/docrep/v2900s/v2900s03.htm (11/11/08, 10:30 am)

[22] Diccionario de la Real Academia. En: SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA. Caracterización Ocupacional del Sector Turismo. Mesa Sectorial del Sector Turismo. Bogotá, 2006.p..Consultado en: http://www.mincomercio.gov.co/econtent/Documentos/turismo/2006/EstudioCaracterizacion.pdf (15/11/08, 05:40 p.m.)

[23] UAN. Proyecto de Grado. Investigación y Lanzamiento de Revista Enlace Empresarial. Edición XIX. Bogotá, 2008.p.27. Consultado en: http://www.revistaenlaceuan.com/edicion19/pdf/monografia.pdf (15/11/08/ 10: 46 a.m)

[24] MEDIANO SERRANO, Lucía. La Gestión de Marketing en el Turismo Rural. Óp. Cit.p.98


















Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

Manuel 04/30/2009 17:30

excelente información es muy útil; el contenido y diseño de la página es excepcional, gracias por esos aportes tan importantes.